CINE Y TV

Astera Led. El futuro de la iluminación para Cine y Espectáculos

Los últimos años en el cine han traído grandes cambios en ciertos aspectos y pocos en otros. Por ejemplo las técnicas de hace décadas siguen utilizándose hoy en día en los rodajes, sin embargo, la forma de abordar los proyectos no es para nada similar a la de aquel entonces.

Sobretodo en la última década, todas las productoras, profesionales y participantes en la producción de cualquier obra audiovisual, se han ido concienciando más y más sobre el cuidado del medio ambiente y han ido adaptando su forma de trabajar en los rodajes y todo el proceso de creación. En SchoolTraining, nuestros alumnos del Máster en Cinematografía, Montaje, Técnico de Sonido, Realización Audiovisual e Iluminación, asistieron a las jornadas Green Screen, el proyecto europeo que ayuda a los estudiantes que participan en proyectos a ser más sostenibles en su trabajo. 

Uno de los mayores cambios en la industria cinematográfica es la sustitución de iluminación incandescente por la tecnología LED, y Astera es la marca más puntera en esta tecnología. Es una empresa alemana que desde mediados del 2000 ha estado desarrollando iluminación LED construida en tubos totalmente personalizables e inalámbricos.


Los tubos Astera AX1 Pixeltube son su modelo más estándar y el primero que lanzaron. Se trata de unos tubos similares a los que usan en la iluminación con Kinoflo, pero resistentes al agua, con un espectro de colores RGB controlable y un CRI de +96. Lo más importante es que son pequeños y fáciles de transportar, se pueden usar con batería o corriente y utilizarse como iluminación de una escena o como luz que forma parte del decorado, incluso es útil para efectos especiales.

Estas luces funcionan con un espectro de colores RGB que Astera ha diseñado especialmente para ellas. Este sistema elimina la necesidad de controlar cada color de forma individual, buscando la optimización de cada uno de los RGB para proporcionar una temperatura de color perfecta a cada situación.


Su bajo uso de potencia de tan solo 28 watios, hace que su batería integrada sea de larga duración. Y aunque tarde unas siete horas en cargar, los tubos también se pueden alimentar con corriente. Además, el hecho de estar construida en forma de tubo da muchas posibilidades de situarla en un set en varias configuraciones. Irradiando luz en un ángulo de 180 grados, dispone de muchas opciones de montaje, tanto en setups verticales, como volados o sujetos con pinzas a cualquier trípode de iluminación.



Además, su peso es muy inferior al resto de luces del cine y están disponibles en varios tamaños para cualquier tipo de situación.

Pero lo más revolucionario de esta nueva tecnología es el sistema inalámbrico y el grado de personalización que permite. AsterApp es el software que permite modificar el funcionamiento y comportamiento de los tubos. Desde luces estáticas de cualquier color, hasta patrones complejos de parpadeos y transiciones de color. Tiene disponibles una serie de presets o una potente herramienta de creación para personalizar aun más los tubos, que incluso se pueden agrupar y editar varios a la vez.

Astera asegura que sus luces están libres de flickeos o parpadeos producidos por el obturador de la cámara. Se puede ajustar la frecuencia de refresco entre 200 y 1205 Hz, lo que evita este problema con cualquier cámara de cine.


Astera ofrece un paquete que incluye un maletín para cargar hasta 8 tubos a la vez y transportarlos fácilmente. Cabe destacar lo útiles que resultan estas luces con su tecnología personalizable, sobretodo para el Cine, Teatro y Espectáculos. Aquí tenéis un vídeo que refleja perfectamente el uso de los led de Astera: