SONIDO E ILUMINACIÓN

Eligiendo el micrófono adecuado para grabar

En el mercado existe una variedad infinita de micrófonos y cada uno con diferentes características. Aquí os detallaremos el funcionamiento de cada tipo de micrófonos y cómo elegir el adecuado según tus necesidades.

Para empezar hay que tener claro que no siempre es mejor utilizar los micrófonos más caros del mercado. Por lo general tienen buenas prestaciones y captarán el sonido perfectamente pero, como hemos dicho, esta elección depende de las necesidades que tengamos. No es lo mismo captar el sonido en estudio para grabación que para un directo, incluso cambiar· según el espacio sonoro de nuestro estudio y las reflexiones del mismo.

Si conoces qué tipo de micrófono necesitas reducirás el número de opciones y ser· más fácil elegir. Aquí tenéis un listado con los tipos de micrófonos y los mejores del mercado actualmente:

1. Micrófonos dinámicos. Son los más versátiles y utilizados por su alto rendimiento y la relación calidad-precio. Este tipo de micrófono se utiliza en muchas de las situaciones de grabación en estudio porque capturan muy bien las ondas de audio en el aire. Su funcionamiento se asemeja a un altavoz pero en sentido inverso, con una bobina suspendida entre dos imanes que reacciona con naturalidad a sonidos potentes y cercanos. Por eso se utilizan mucho en grabaciones de batería o guitarras cuando necesitamos colocar el micrófono muy cerca del instrumento.

En esta categoría hay una clara diferencia, y es que el más utilizado es el Shure SM57 porque da unos resultados espectaculares en estudio y el precio es bastante asequible, por eso se convierte en una elección segura a la hora de grabar en estudio. Sin embargo, hay otros como el Electrovoice RE20 o el Senheisser MD421 son otra buena opción para micrófonos dinámicos.

 

2. Micrófonos de condensador con diafragma grande. Estos micrófonos se utilizan en multitud de situaciones diferentes en estudio pero su rendimiento más notable se da al grabar las voces. Esto es porque su condensador convierte la vibración de la señal acústica en corriente eléctrica y su sensibilidad es mayor. Por otro lado, requiere una fuente de energía como phantom 48V para funcionar.

Como hemos dicho, se convierte en una opción bastante idónea para grabación de voces con buena calidad de detalles y una salida de audio bastante alta. Sin embargo, muchos de los micrófonos de condensador del mercado incluyen la posibilidad de elegir radios de captura diferentes lo que hace que se adapten a diferentes situaciones de estudio y de salas de grabación.

En este sentido, el abanico de opciones se hace aun más amplio pero algunas de las mejores opciones son el AKG C414 XLS que permite elegir entre cinco arcos de captura diferentes y son buenos a la hora de captar armonías de voces, pianos o incluso baterías.

 

3. Micrófonos de condensador con diafragma pequeño. Los resultados más destacados de este tipo de micrófonos se aprecian en las técnicas de grabación en estéreo, por eso son muy útiles en grabaciones de música clásica o instrumentos acústicos. Su diafragma reducido les permite capturar con más detalle los matices del sonido en frecuencias altas como en las guitarras acústicas o los platillos.

Además, son extremadamente útiles en la construcción de espacios sonoros creando un resultado estéreo bastante realista. Esta es una de las razones por las que se suelen vender en parejas para captar ambos canales. Es el caso del Oktava MK-012, que captura entornos de manera muy natural consistente. Otra buena elección es el Rode NT5, un micrófono con una captura de audio cardioide reducida que se hace fuerte incluso en directos.

 

4. Micrófonos de cinta. Son la selección de micrófonos más clásicos, ya que se usaban en programas radiofónicos y televisivos con un resultado de sonido bastante increíble. Por otro lado, eran muy frágiles por su construcción y, hoy en día, siguen siendo más frágiles que el resto de micrófonos. Hay que tener en cuenta que nunca hay que alimentar un micrófono de cinta con una corriente phantom 48V porque podría quemarlo. 

Estos micrófonos son muy apreciados por la calidez de sonido que ofrecen y el estilo vintage que le da a las grabaciones. Su funcionamiento con una lámina de metal fina entre dos imanes que reacciona a las vibraciones es lo que hace que su fragilidad sea muy alta con respecto a otros micrófonos y su respuesta a las frecuencias es limitada. Normalmente, oscila entre los 14Hz y los 14KHz pero, además, se vuelve irregular cuando el sonido entra de forma oblicua al micrófono.

Suelen ser bidireccionales y muy utilizados para grabar amplificadores de guitarra o bajos, además ofrecen unos resultados impecables cuando tenemos que aplicar alguna ecualización en nuestras grabaciones. En este sentido, una de las mejores opciones es el MXL R144 que ofrece una captura de sonido suave y auténtico cuando se graban guitarras eléctricas o instrumentos de viento como la trompa.

 

En definitiva, la elección del micrófono condiciona enormemente el resultado de las grabaciones, por eso es importante conocer las mejores opciones según tus necesidades.