CINE Y TV

Planos de Cine en movimiento. El travelling

Cuando hablamos de planos en el sentido de la Cinematografía, no podemos evitar pensar en lo estático que eran en los orígenes y cómo ha evolucionado hasta dar con el estado actual. Hoy en día, los movimientos de cámara son tan frecuentes y estamos tan hechos ellos que son normales, pero los movimientos de cámara dieron un sentido totalmente distinto al Cine cuando se implantaron por primera vez.

De ese pequeño cambio han surgido auténticos profesionales del plano en movimiento como Spike Lee o Martin Scorsese en “Taxi Driver”. Como todo dentro del plano, el movimiento de cámara acompaña a la historia y refuerza el aspecto visual de la misma siempre sirviendo a la fotografía. Todo esto ha condicionado la forma de trabajar en los rodajes y en el sentido técnico, la forma de trabajar tanto del operador de cámara, el director de fotografía y hasta del equipo de montaje y postproducción.

Dentro de los planos con movimiento hay que diferenciar entre las panorámicas y el travelling. Las panorámicas incluyen aquellos planos con movimiento de paneo horizontal, vertical u oblicuo en los que la cámara se mueve sobre su propio eje. El travelling consiste en que la cámara se mueve a lo largo de un recorrido y puede ser vertical, horizontal, in y out.

El movimiento del travelling introdujo en la industria un nuevo concepto y forma de hacer Cine. El sentido espacial cambiaría por completo tanto delante como detrás de la cámara si tenemos en cuenta el aspecto técnico de rodar con movimiento. El arte de contar la historia ahora toma un nuevo sentido, y es que los planos y sus funciones narrativas son muy diversas.


Por ejemplo, planos descriptivos en los que se muestra el entorno o un personaje en detalle moviéndonos alrededor de él o ella, o planos de asociación en los que se vinculan dos elementos de la escena para establecer una relación entre ellos y crear un nuevo significado. También nos encontramos con planos de acompañamiento, que consiste en seguir a un sujeto a lo largo de un espacio.

La magia del movimiento de cámara en el cine radica, como en casi todos los aspectos técnicos, en que el espectador ni siquiera lo note. Es similar al montaje invisible que nos descubrió David Wark Griffith, de manera que el espectador esté tan inmerso en la acción, que no se percate de los cortes y los movimientos que la acompañan.

Desde el aspecto técnico, nos interesa el travelling, su preparación, funciones y tipos de movimientos. Desde el aspecto narrativo, ya hemos descrito el peso y la fuerza que tiene en el enfoque y el tono de las secuencias, más aun cuando se combinan el travelling con la panorámica para reforzar el efecto. Es una técnica que ayuda a contar las historias.

Los travellings y todos sus tipos se pueden conseguir utilizando distinto equipamiento, con grúas, por ejemplo, o los llamados “Dolly”, que consiste en una plataforma montada sobre railes o ruedas donde se sitúa la cámara. Y, una vez más, podemos combinarlos para obtener planos aéreos impresionantes.

Las “Dolly”, normalmente están compuestos por la plataforma que puede tener o no ruedas neumáticas, un soporte para la cámara llamado bazooka en diferentes alturas regulables, un asiento que se puede desmontar para el operador de cámara y los raíles sobre los que se desliza la plataforma.

Estos raíles tienen la forma que queramos darle para que el recorrido y el movimiento sea el que deseamos darle. El maquinista se encarga de moverla con la fuerza y velocidad necesarias para que el operador pueda efectuar, a su vez, movimientos de paneo. En ocasiones, el foquista o el director de fotografía acompañan al operador sobre la plataforma.


Así se consiguen el travelling “in” y “out”, seguimientos y circulares. Las ventajas de usar la “Dolly” son numerosas, pero la mayoría radican en la construcción tridimensional que le otorga a la escena y la carga narrativa que ofrecen. 

El travelling “in” y “out” con la “Dolly” consiste en mover la cámara hacia delante y hacia atrás respectivamente, en un movimiento controlado de acercamiento o alejamiento. Lo normal, es que este movimiento acompañe a un ajuste de foco para mantener al sujeto enfocado en el plano.

Una variante de este travelling se da cuando añadimos un zoom al movimiento de acercarnos o alejarnos. Con lentes que no son fijas, esto hace que el sujeto enfocado se mantenga del mismo tamaño mientras el fondo se ensancha o se aplana, dependiendo de la dirección de nuestro movimiento. Es ideal para un cambio dramático durante una secuencia y cambiar el tono narrativo.

Ya hemos dicho que se pueden sumar panorámicas y otro tipo de movimientos al recorrido de la “Dolly” que pueden ser paneos verticales y horizontales o, incluso, rotaciones de cámara. Resulta muy útil cuando nuestro sujeto está en movimiento y el ángulo de la cámara se ajusta en un movimiento suave y sutil. Combinándolo con el enfoque, podemos pasar de un plano más general, a centrarnos en un detalle concreto.

El plano de seguimiento que antes hemos comentado también es relativamente fácil de conseguir con un buen sistema de “Dolly”. Con este tipo de planos podemos hacer una descripción del entorno muy completa y añadir perspectiva al sujeto y su movimiento por el espacio. Del mismo modo que podemos cambiar de escenario sin ni siquiera cortar el plano.

Cuando se alarga la duración es lo que llamamos plano secuencia y si va acompañado de este movimiento de seguimiento con una “Dolly”, es aun más impresionante. Es una técnica depurada que requiere mucha sincronización y un buen trabajo actoral porque algunos pueden alargarse varios minutos. Y mucho movimiento implica que necesitemos más metros de vías.

Los movimientos circulares también se pueden efectuar con railes, llegando a los 360 grados alrededor del sujeto y creando un efecto de movimiento contrastado entre el actor y el fondo.

Como añadido, el director Spike Lee creó una variante del travelling de seguimiento en el que los actores también van montados en la “Dolly” dando la sensación de que están flotando y se mueven por la escena y haciendo hincapié en su relación con el espacio y el propio espectador.

Este es el principal propósito del travelling, centrar la atención del espectador en un elemento en concreto, prácticamente como si ellos mismo se estuvieran acercando para tener un ángulo mejor. El movimiento lento y controlado del travelling le da ese toque más dramático. Por otro lado, el travelling también se suele utilizar para presentar un escenario o localización, mostrando sus detalles o metiéndonos en una acción que esté sucediendo en un contexto, al mismo tiempo que crea profundidad.

Uno de los recursos más utilizados en el cine es el plano de consciencia, en el que el personaje se da cuenta de algo importante o presencia una acción relevante que tiene un efecto sobre él. Se consigue con un travelling “in” hacia un primer plano y, sin diálogos, el espectador ya sabe que se ha dado cuenta de algo. 

Los travellings de cine profesional y el equipamiento necesario para realizar este tipo de planos en movimiento son de lo más variado. Además de la “Dolly”, que es el travelling más utilizado en la cinematografía y artes visuales, hay otros más sencillos donde el trípode se coloca sobre una plataforma que se mueve sobre unas vías. Incluso, algunos modelos en concreto tienen un tamaño más reducido para interiores que caben perfectamente por la mayoría de puertas.

Los “sliders” son otro tipo de equipamiento para crear planos en movimiento y consisten en una versión pequeña de las vías de una “Dolly” y de materiales más ligeros. Se suelen utilizar para crear desplazamientos más inclinados y para superficies más elevadas del suelo.


A partir de toda esta información, podemos jugar con los movimientos de cámara y experimentar con los espacios cinematográficos. Esa es la única dificultad de trabajar el travelling, además de cuidar el encuadre y que nuestras vías y otros elementos no aparezcan en el plano. En ocasiones, el equipo de montaje y postproducción tiene que eliminar digitalmente algún tramo que aparece en la secuencia.

En SchoolTraining trabajamos con equipamiento profesional de cine y nuestra última adquisición en cuanto a travellings es esta “Dolly” con ruedas neumáticas y bazooka regulable: http://www.schooltraining-av.com/catalogo/ver/499-proaim-travelling-quad-4-superbazooka-profesional.html